¿Qué significa que la extracción del aceite se realice en frío?

El aceite de oliva virgen extra alberga muchas curiosidades. Por ejemplo, hoy te contamos algo que puede sorprender es que la extracción en frío del aceite de oliva virgen extra no se realiza realmente en frío. De hecho, este proceso se lleva a cabo a 27 grados.

 

 

 

 

 

 

¿En qué consiste la extracción en frío del aceite de oliva virgen extra?

La extracción hace referencia al proceso imprescindible para separar el aceite de oliva de la parte sólida de la aceituna. Tradicionalmente, esta labor se realizaba en enormes prensas, de ahí que popularmente también se haga referencia a este proceso como primera presión en frío.

Hoy en día, sin embargo, este término no sería del todo correcto, ya que el proceso lo realizamos en potentes y modernas máquinas centrifugadoras. Equipos capaces de realizar el trabajo no solo con mayor rapidez, sino con las máximas garantías sanitarias y de calidad del producto gracias al uso de avanzadas tecnologías.

¿Por qué en frío?

La temperatura es un elemento esencial en el proceso de extracción. Si hablamos de extracción en frío, se debe realizar siempre a menos de 27º C. La principal razón es que los componentes que dan ese aroma y sabor inconfundibles al Aceite de Oliva Virgen Extra son volátiles. Si la temperatura es elevada se pueden perder, y con ello parte de la intensidad, de los aromas y las cualidades que debe tener un Aceite de Oliva Virgen Extra.

Otra razón para utilizar la extracción en frío es que cuando la temperatura del proceso es baja, también lo es el grado de acidez. Y no hay que olvidar que en un AOVE este no debe ser superior al 0,8%.

El proceso de extracción en frío del aceite de oliva virgen extra supone anteponer calidad a cantidad, así el resultado es un AOVE como el que elaboramos en Chacra La Anyta, un Aceite de Oliva Virgen Extra exquisito, que conserva todas sus propiedades organolépticas, que proporciona una experiencia sensitiva única y que aporta un toque de distinción a cada plato.

Un producto elaborado con las más modernas tecnologías, pero con todo el sabor de lo bueno, de lo tradicional.